Halifax y su lazo con el Titanic

No se sabe si es justo decir que Halifax es el lugar donde terminó la historia del Titanic. A 100 años del hundimiento, ese sigue siendo el barco más famoso del mundo. Su trágico final, que no le dejó ni concluir su viaje inaugural no hizo sino despertar más interés sobre la nave que se pensaba nunca se hundiría.

Replica del Titanic-Gregorio Mayi

Réplica del Titanic. Foto: Gregorio Mayí

En realidad parece que la historia nunca concluirá pues hay muchas dudas que han dado paso a leyendas sobre las que tal vez nunca se sepa a ciencia cierta, si son realidad o fantasía.

El RMS Titanic empezó a construirse el 31 de marzo de 1909 en Belfast, Irlanda del Norte, en el astillero de Harland y Wolff. Su dueño era la naviera White Star Line. El “Buque de Vapor del Correo Real Titanic”  o “Royal Mail Steamship Titanic” (RMS), debutó el 10 de abril de 2012, chocó el 14 de abril casi a la medianoche, y se hundió en la madrugada del 15 de abril frente a las costas de Terranova, en Canadá sin poder llegar a Nueva York, que era su destino final.

Halifax Fairview Cementery/Gregorio Mayí

Halifax Fairview Cemetery. Foto: Gregorio Mayí

Hay varias ciudades del mundo relacionadas con la nave: Belfast, en Irlanda del Norte, donde se construyó; Cobh, (antes Queenstown) en donde embarcaron pasajeros; Cherbourg en Francia, donde también abordaron otros pasajeros y Southampton, en Inglaterra, que sería su puerto oficial de salida para sus transatlánticos Nueva York. Pero también Halifax, la ciudad más cerca al naufragio sigue teniendo un lazo irrompible con el barco. Mira por qué:

  • Tres barcos de Halifax se encargaron de recuperar los cadáveres y muchos de ellos reposan en los cementerios de la ciudad.
  • A Halifax se llevaron 209 cuerpos y 150 de ellos están en los cementerios Fairview Lawn (el más grande),  Mount Olivet y Baron de Hirsch.  Allí hay filas de tumbas con inscripciones en granito negro, donde se incluye la fecha del 15 de abril de 1912 y los nombres.
  • Una de las tumbas contenía los restos del “Niño Desconocido”, el bebé británico Sidney Goodwin, quien estuvo por más de 95 años sin identificar y que tenía la inscripción de “nuestro bebé”. Se confirmó luego que sus padres y hermanos perecieron también en el naufragio, pero todavía se ponen ositos, flores y recordatorios infantiles en su tumba.
  • Allí está “The Maritime Museum of the Atlantic”. Ese museo tiene varias exhibiciones, entre ellas “Titanic: The Unsinkable Ship and Halifax”, una permanente con numerosos objetos y fotografías de la tragedia. Ofrecen entre otras charlas, una con detalles de cómo los embalsamadores trabajaron para preservar los restos de las víctimas. Ha sido reconocido por tener una de las mejores colecciones de artefactos de madera del barco y allí se encuentra una de las sillas exteriores de la nave.
Titanic noticias del naufragio

Noticia del naufragio del Titanic en periódico de la época. Foto: Gregorio Mayí

Halifax, en Nueva Escocia es uno de los destinos más populares de cruceros que hacen la ruta de Canadá-Nueva Inglaterra y es un lugar encantador, con muchas otras atracciones turísticas. Bien vale la pena conocer más sobre el Titanic, pero hay mucho más que ver. No te limites.

Speak Your Mind

*

WordPress SEO fine-tune by Meta SEO Pack from Poradnik Webmastera