Cruceros de Estados Unidos no navegarán al menos hasta el 1ro. de noviembre
Share

En una clara muestra de que la pandemia del coronavirus sigue afectando fuertemente a la industria de cruceros y que todavía nos queda mucho camino por recorrer en este tema, la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros (CLIA), anunció hoy que sus miembros de la línea de cruceros oceánicos han acordado suspender voluntariamente las operaciones de cruceros de Estados Unidos, al menos hasta el 31 de octubre de 2020.

Esto puede ser confuso para algunos lectores que han visto que anteriormente líneas de crucero como Norwegian Cruise Line, Oceania y Regent han anunciado suspensión hasta esa fecha, pero esas empresas lo estaban haciendo de manera individual. Ahora con este anuncio de CLIA, serán todas las que pertenecen a esa asociación, que empiecen a navegar en noviembre, si es que a esa fecha se ha logrado contener los brotes de coronavirus en Estados Unidos, país donde hemos visto al contrario, que están aumentando.

Entre los miembros de CLIA se encuentran además de Norwegian, Carnival, Holland America, Royal Caribbean, Celebrity, Azamara, Silversea y otras empresas. Esta medida aplica solo a los barcos que navegan desde aguas estadounidenses.

CLIA dijo que a pesar de la valiosa alineación entre la suspensión voluntaria anterior de CLIA hasta el 15 de septiembre y la fecha actual de orden de no navegación de los CDC del 30 de septiembre, es prudente en este momento extender voluntariamente la suspensión de las operaciones de cruceros oceánicos de Estados Unidos hasta al menos el 31 de octubre. 

“Esta es una decisión difícil ya que reconocemos el impacto aplastante que esta pandemia ha tenido en nuestra comunidad y en todas las demás industrias. Sin embargo, creemos que esta acción proactiva demuestra aún más el compromiso de la industria de cruceros con la salud pública y la voluntad de suspender voluntariamente las operaciones en interés de la salud y la seguridad públicas, como ha ocurrido dos veces antes. Los miembros de la línea de cruceros de CLIA continuarán monitoreando la situación con el entendimiento de que volveremos a visitar una posible extensión adicional antes del 30 de septiembre de 2020. Al mismo tiempo, si las condiciones en los EE. UU. cambian y es posible considerar salidas cortas y modificadas, consideraríamos un reinicio anterior”, dijo CLIA mediante comunicado.

Los números no mienten y el estudio de impacto económico de CLIA no deja duda de las monumentales pérdidas que ha representado la pandemia para la industria de cruceros. De acuerdo a eso, la actividad de cruceros en los Estados Unidos respalda a casi medio millón (421,000) empleos estadounidenses y genera $ 53 mil millones anuales en actividad económica en todo el país. Cada día de la suspensión de las operaciones de cruceros de los EE. UU. Se produce una pérdida de hasta $ 110 millones en actividad económica y 800 empleos estadounidenses directos e indirectos. El impacto de la suspensión es particularmente profundo en los estados que dependen en gran medida del turismo de cruceros, incluidos Florida, Texas, Alaska, Washington, Nueva York y California.

Otras líneas de barcos han anunciado incluso suspensiones más extendidas debido al Covid-19. Crystal Cruises canceló todos sus viajes del 2020 y Princess Cruises espera volver a navegar desde el 15 de diciembre.